Sororidad, memoria y periodismo: Así fue la inauguración de la Escuela de Comunicación Feminista La Ortiga


Sororidad, memoria y periodismo: Así fue la inauguración de la Escuela de Comunicación Feminista La Ortiga

Sembrar memoria; visibilizar la vulneración de los derechos humanos; fortalecer los conocimientos; tejer redes y apostar por un periodismo feminista en Ecuador. Son algunos de los objetivos de las 23 personas que, el lunes 11 de enero del 2021, compartieron después de iniciar su proceso de aprendizaje en la Escuela de Comunicación Feminista La Ortiga, una iniciativa conceptualizada y desarrollada por La Periódica.

No fue un proceso sencillo. La Ortiga receptó más de 50 postulaciones para seleccionar a lxs participantes del curso que se inició el pasado 11 de enero  y se extenderá hasta el próximo 31 de mayo del 2021. Durante este período, activistas mujeres, mujeres lesbianas, mujeres y hombres trans -que forman parte de organizaciones sociales del país- recibirán cinco módulos de conocimientos: Memoria histórica, Redacción periodística, Laboratorio audiovisual, Incidencia y vocería y Seguridad holística.

Hubo entusiasmo, risas y la convicción para contar historias durante la sesión inaugural. Las personas seleccionadas, que se encuentran en diversas zonas ecuatorianas como Quito, Guayaquil, Esmeraldas, Cuenca y Galápagos, conocieron a la equipa de profesionales de La Periódica que acompañará su desarrollo en La Ortiga: Karen Toro, fotógrafa; Samantha Garrido, productora audiovisual; Ro Ortega, politóloga; Jeanneth Cervantes, comunicadora; Gabriela Toro, periodista; Daría LaMaracx, activista y comunicadora; Clara Robayo, Tachi Arriola, productoras radiofónicas. Además, el apoyo de las compañeras feministas Carla y Fernanda Zanchetta en el diseño y realización de la página web de La Ortiga.

Las motivaciones para aplicar a La Ortiga fueron varias, pero tenían un factor común, según el testimonio de lxs participantes: la integración de la perspectiva de género en la producción de contenidos periodísticos que fortalezcan no solo al oficio, sino a los procesos sociales impulsados por diversas organizaciones. Ese anhelo empata, además, con uno de los objetivos de la Escuela: portenciar las herramientas del periodismo y la forma en la que se ejerce la comunicación para que abonen a la democratización de los medios de comunicación desde un enfoque feminista.

Luego de ese intercambio de experiencias y compromisos, lxs participantes iniciaron el curso, cuya meta es la producción de un trabajo final que será publicado en La Periódica durante las primeras semanas de junio.

Entre las varias preguntas que se resolvieron en la sesión, hubo una interrogante que se replicó en las voces de las personas seleccionadas: ¿Por qué La Ortiga?

La equipa que construyó este proyecto concibe a La Ortiga como una planta de fortaleza y sanación histórica. Pero, además, la vinculan con la historia de la defensa de las mujeres, porque está presente en aquellas formas de hacer justicia que no están enmarcadas en las normas estatales y la justicia punitiva.

La primera etapa de la Escuela logró consolidarse gracias al intercambio con colegas del Programa de Defensoras Digitales-Digital Defenders, en alianza con Radios Libres y Radialistas Apasionadas y Apasionados.

La Ortiga, además, ofrecerá espacios de capacitación permanente. Luego de que el proceso de formación de la primera generación culmine; los contenidos y videoconferencias serán liberados para el público.

Karol E. Noroña
Publicada en Comunicación, Letras sueltas / Artículos, Novedades | Etiquetada como