Ya no somos indefensas estamos en resistencia

Fotoreportaje colaborativo de la movilización Vivas Nos Queremos en Ecuador.


Foto de Juan Manuel Ruales

El sábado 25 de noviembre, la plataforma ecuatoriana Vivas Nos Queremos organizó la segunda edición de la marcha contra las violencias machistas. Está tuvo como sitio de encuentro Plaza de Santo Domingo y se dirigió hasta el Parque El Arbolito en Quito, donde se realizó un juicio popular como evento de cierre.

El 25 de noviembre se define por el movimiento feminista latinoamericano en 1981 como el día de Eliminación de la Violencia Hacia la Mujer, donde se recuerda la lucha de las hermanas Mirabal por una sociedad libre y justa en Republica Dominicana, donde fueron asesinadas por el régimen del dictador Trujillo. Bajo este marco la plataforma Vivas Nos Queremos convoca a la acción y movilización. La plataforma agrupa colectivos, organizaciones sociales, personas independientes que trabajan diversos temas alrededor de la lucha necesaria contra la violencia machista que atraviesa los cuerpos de todos y sobre todo de: todas.

En la movilización participaron cerca de 10000 niñas, niños, mujeres de toda edad, hombres, personas LGBTI bajo la consigna: “ya no somos indefensas estamos en resistencia”, exigiendo un pare a todas las formas de violencia: feminicidio, discriminación por orientación sexual, acoso callejero, criminalización del aborto, sexismo en espacios académicos, laborales, violencia sexual, entre muchas otras violencias y exigiendo un cambio en el modelo patriarcal en el que el Ecuador vive.

En la primera edición de la marcha en el 2016, el colectivo mostró que la violencia feminicida cobra vidas día a día. En esta ocasión, la segunda edición tuvo exigencias puntuales frente a una problemática visible que incrementa; como es el hecho de que desde enero hasta noviembre del 2017 en el Ecuador han muerto de forma violenta 134 mujeres, eso significa que cada 58 horas una mujer es asesinada en el país (CEDHU et al., 2017).

Al cierre de la marcha, tuvo lugar el juicio popular, donde se llevó a sentencia a cinco personajes que representaron las instituciones del Estado: justicia, salud, educación, iglesias y la sociedad. El publico y familiares de víctimas de desaparecidos, y asesinadas por violencia patriarcal sentenciaron a estas representaciones como misóginas, y culpables de cobrar la vida de mujeres y niñas como Juliana Campoverde, Valentina Cosios Montenegro y además de la tortura a la que fueron expuestas, Brenda quien es sobreviviente de una clínica de supuesta cura contra la homosexualidad y Karla, quien es sobreviviente de violación y criminalizada por abortar.

Vivas Nos Queremos no sólo se grita en Ecuador, sino, en varias partes de toda América Latina, donde las mujeres se han organizado bajo consignas como #NiUnaMenos en el 2016 en Argentina y #VivasNosQueremos en México. Tomarse el espacio publico y levantar conciencia, es una forma de resistencia diaria frente al sistema violento donde vivimos.

description

Foto de Miro Aguilar Villamarín

description

Foto de Miro Aguilar Villamarín

description

Foto de Miro Aguilar Villamarín

description

Foto de Miro Aguilar Villamarín

description

Foto de Miro Aguilar Villamarín

description

Foto de Fluxus Foto

description

Foto de Fluxus Foto

description

Foto de Fluxus Foto

description

Foto de Fluxus Foto

description

Foto de Fluxus Foto

description

Foto de Juan Manuel Ruales

description

Foto de Juan Manuel Ruales

description

Foto de Juan Manuel Ruales

description

Foto de Juan Manuel Ruales

description

Foto de Anais Córdova- Páez

description

Foto de Anais Córdova- Páez

description

Foto de Anais Córdova- Páez

description

Foto de Anais Córdova- Páez

Si quieres ver más fotografías de la marcha Vivas Nos Queremos puedes darle aquí

Última modificación: 8 de diciembre de 2017 a las 15:36

Hay 0 comentarios

captcha