El fanzine, puente y camino de trans*formaciones y resistencias

Comunidades y redes fanzineras han ido mutando a lo largo del tiempo.


Foto: Amalia Ospina

Cuando Lino acompañó a su madre al hospital para visitar a su abuelo en el lecho de muerte, se enfrentó a una de las situaciones más incómodas de su vida: Lino entró a la habitación y su abuelo no la reconoció. No se veían hace tres años. Desde que empezó su transición se alejó de la familia. El abuelo se acordaba de la hermana de Lina, a la cual no veía hacía más de quince años e incluso de sus novios, pero de Lino no. A pedido de su madre, fue disfrazada de Lina como en una especie de tributo póstumo a lo que fue antes de empezar su transición. El único ítem que no pertenecía a la antigua Lina eran los zapatos, pero no tenía otros. Ante la confusión, la madre desesperada insistía al abuelo con que ella era Lina, su nieta. El desconcierto llegó al extremo de que Lino le dio una identificación para que el abuelo creyera que era la misma persona, él lo analizó y dio su veredicto a la madre: “es el mismo nombre”, le dijo asombrado. Él pensó que vino un muchacho con el mismo nombre de su nieta para visitarlo, no acreditaba que se tratara de su nieta, la madre estaba al borde del colapso. La presencia de Lina ya había muerto: “¿cómo pudo verme a mí y no pudo verla a ella?”, se pregunta Lino. Ante tal situación de incomodidad, sintió que su cuerpo empezaba a desmaterializarse, a devenir en un monstruo. Notó que su abuelo también había cambiado físicamente, pero sabía que su identidad nunca sería cuestionada. Fue cuando se quedaron solos que el abuelo le dijo: “Nunca te pongas viejo, ya no hay dignidad, te humilla”. De forma inesperada, Lino se sintió identificado con eso, pues en la narrativa trans* “el futuro no existe”. Al final de la vista, el abuelo selló la reunión e introdujo a Lino en el mundo de los hombres diciéndole que le gustaban sus zapatos.

Todavía fui es una de las historias que Lino Arruda nos cuenta [1] en su próximo libro de cómics autobiográficos que está realizando: Monstrans : experimentando horrormonas , que será publicado por Itaú Rumos en 2020. De momento cursa un doctorado en el departamento de literatura de la Universidad Federal de Santa Catarina, en Florianópolis, Brasil, que le permitió realizar una estancia en Tucson, Arizona, donde se realizó su “nuevo corte de pechos”, nombre que le da a uno de sus últimos fanzines donde cuenta la experiencia de su mastectomía. En este zine nos lleva, a través de un sueño pre-cirugía, a experimentar los miedos y ansiedades ante su transición a otra comunidad y, a la vez, los puentes y complicidades que encontró en el proceso de su operación. Lino es brasileño, activista trans masculino, investigador y organizador de la distro de zines Fracassando: edições precárias , proyecto autónomo de producción, archivo, traducción y distribución de zines sudacas con enfoque en autorías lesbianas, bisexuales y travesti/trans*.

description

Lino Arruda en Jauría Trans – Centro Cultural Border. CDMX. 2019. Foto: Amalia Ospina P.

description

Lino Arruda en Jauría Trans – Centro Cultural Border. CDMX. 2019. Foto: Amalia Ospina P.

Lino se inició en los zines cuando formaba parte de la comunidad anarcolésbica (“ torta ” / “ lencha ”) de Brasil, con el fanzine Sapatoons, cuya traducción al español sería Torta-toons y Quimer(d)a , mismos que acaban de ser traducidos al español. Hace fanzines con temáticas trans masculinas, en donde nos cuenta, desde la ironía, “situaciones de mierda” porque al final “son tristes, historias horribles de cosas que nos pasan, de acoso, violación, aislamiento. Y la intención es darle la vuelta; resulta una terapia barata”. Cuando era lesbiana, le encantaban los chistes que se hacían entre ellas, las cosas que les pasaban, reírse de la heterosexualidad, y eso no lo encontraba en ninguna parte. Entonces se halló en la urgencia de dejar asentadas narrativas desde lo interno de la disidencia de los trans * y las tortas . El fanzine le permitió hacerlo desde la precariedad y lo marginal, con lo que tenía se sentaba a dibujar y lo hacía.

description

description

Imágenes: Facebook Sapatoons.

En su tesis doctoral sobre fanzines busca las autorepresentaciones trans , cosa que no está en la tele, ni en los circuitos masivos de comunicación. Lo que le interesa es la autorepresentación que no se intenta explicar. “Si eres trans puedes escribir tu autobiografía; pero, ¿para quién lo escribes?, ¿con qué palabras? Como que estás siempre intentando darle sentido desde una epistemología cis [2], para que los cis los vean, lo entiendan y lo validen, eso es el diagnóstico narrativo. En cambio, desde el fanzine he encontrado autorepresentaciones que no se explican, que abarcan lo monstruoso, incoherencias increíbles y que tienen sentido para nosotros”, asegura.

A través de los personajes de sus fanzines explora diferentes escenarios y, con ironía, logra cuestionar las experiencias que tiene dentro de su comunidad. En uno de estos creó un personaje que se llama el Hombre Lobo Trans, que quiere participar de un festival lésbico feminista, donde antes accedía. Pero cuando empezó su transición se da cuenta de que esas puertas se cerraban. “A ellas les costaba entender lo estratégico de los trans masculino para la deconstrucción del patriarcado y la opresión […] eso, más o menos, es lo que les quería contar. Ese estar desde adentro, enojado con eso y querer destruirlo, bueno, desde adentro no, siempre desde una masculinidad marginal”.

description

Fanzines de Lino Arruda. Fotomontaje: AOP

Coco Guzmán

Coco Guzmán es una artista visual española que empezó su trayectoria artística haciendo fanzines, cuando participaba en grupos anarcofeministas y vivía en casas okupa. Cuando estuvo en Francia no tenía mucho dinero para hacer nada, entonces se puso a dibujar, casi por accidente, porque los demás le decían que dibujaba bien. La primera vez que lo compartió, lo sintió como una acción radical, fue lo más fuerte del proceso. Luego, le empezaron a pedir más y más. Los hacía en inglés y en francés, y luego una amiga le ayudó a traducirlos, de ahí surgió su libro de dibujitos e historias Llueven queers. “Siempre he hecho fanzines para mis amigos, están hechos con ese lenguaje, con faltas de ortografía, sobre todo cuando los escribo en otros idiomas”. Para Coco, el fanzine es muy vulnerable e íntimo, “yo siempre me imagino a la gente leyendo fanzines en su cama. Tengo esa relación íntima, me gusta tener conversaciones uno a uno, me gusta intercambiar con la gente”.

description

Imagen descargada de Internet: https://issuu.com/cocoriot/docs/lluevenqueers

Dice que la comunidad fanzinera le cambió la vida. Al principio estudió literatura comparada y luego aplicó a una escuela de bellas artes con sus fanzines bajo el brazo, le aceptaron. Conoció a todos sus amigos a través de los fanzines, actividad que realiza desde sus 23 años, ahora tiene 40. Ha pasado por varias comunidades en Francia, Canadá, España, Costa Rica y México. “El fanzine te transforma. De repente eres la persona que hace fanzines, te conecta con gente y te reconocen. Mi vida, lo que es ahora, es porque un día me senté e hice los dibujos y no sólo que los hice, sino que los compartí”. Ha trabajado con adolescentes queer y trans a través de los fanzines. Los usa porque es un medio vulnerable e íntimo y porque también te permite no compartirlo. Ahora ya no se dedica a hacer muchos fanzines, pero es la base de su práctica artística. Actualmente se dedica a las intervenciones del espacio y eso, a la final, “es lo que hacen los fanzines, es un pequeño trocito de papel que viaja y se cuela como las cucarachas, se cuela en todos sitios”.

description

Coco Guzmán en Centro Cultural Border. CDMX. 2019. Foto: AOP

Torrente Au Au

Torrente Au Au empezó a escribir desde los 7 años en un Chile en plena dictadura. Por motivos de distancia geográfica, le pedí que escribiera su intervención y decidimos no alterar su forma de escritura porque es parte de su propuesta escritural y poética. “Komencé a eskribir fanzines para los enkuentros familiares, navidades, fiestas de colegio, kumples, etc… el deskubrimiento de lo importante para mí fue kuando ví ke no se leía lo ke io eskribía. Kuando los adultos komenzaron a mirarme de cierta manera luego de leer lo simple. El deskubrimiento para mí fuí io. En ese entonxes.”

El papel i la tinta siempre fueron parte de mis dominios. Mi padre trabajó en la imprenta de la mui prestigiosa (en la èpoka) Universidad de Chile. Aromas, sonidos i horas de esos momentos komprometen esta historia. El enkuentro real kon el mundo fanzin fué muxo después… en Valparaíso, kuando la autogestión llamó a mi puerta i ví ke mi trabajo fanzinero komenzaba. Afectó mi mundo real, el kotidiano. Komencé mi existencia fanzinera a mis 25 anhos, organizando un fanzin poétiko mensual llamado FanzinPhotomaton. Asumiendo esa labor afektó mi vida total, de pasar a akostarme everiday a las 6 am (i todo lo ke eso konlleva de la vida loka) komencé a establecer otra relación kon mis tiempos i objetivos vitales. Lo primero fue ke kambió mi rutina fiestera i nokturna, pues mi trabajo investigativo para krear un fanzin poétiko (Sudaka en principio) necesitó muxo estudio i atenxión para sus publicaciones. Por tanto, mi rutina kambió a ke me levantará mui hermosamente animada a prepararme una cafetera i eskribir en mi mákina everiday a las 7 am…”.

description

Torrente. Fotografía: Amalia Ospina P

description

Escaner de portada de fanzine Photomaton.

description

Montaje: AOP

Georgina

Georgina es periodista y fanzinera. Su primer acercamiento a estas publicaciones fue hace 13 años desde la movida anarcopunk en México, que “sigue siendo muy macha”, no se hallaba. Cuenta que una vez se encontró en un fanzine un cachito que decía “Qué es lo queer”, con una cita de Beatriz Preciado (hoy Paul B. Preciado, que en ese momento era el referente más importante de la movida queer), en un fanzine que se llamaba Anarca feminista, fue su primer fanzine. Para ella es muy “Preciado”.

Eso la llevó a buscar fanzines queer y punk de América Latina. A través de la Internet, se conectó con muchas personas de Estados Unidos, con quienes empezó a intercambiar fanzines vía postal. Allí encontró una comunidad, “un espacio chiquito y estuvo chido tener esta hermandad de fanzines queer y trans ”. Así es como empezó a reflejar su propia vivencia, siempre desde el margen, nunca se nombró políticamente ni lesbiana, ni punk, pero tampoco trans , siempre ha estado así, hasta la fecha.

Delilirium Candidum

Delilirium Candidum es una artista visual mexicana que ha utilizado el fanzine como una herramienta para hacer “ruido dentro de la escena” y como medio para dar a conocer su obra artística. Comenzó en la pintura, pero sentía que su producción estaba limitada por el alto costo de los materiales, entonces empezó a experimentar con el fanzine y los contenidos que allí podía poner. En los espacios fanzineros, ha podido conocer más chicas que se dedican a la gráfica. “Para mí fue una forma de darme a conocer y también como de empezar a lograr sobrevivir de lo que he decidido hacer”. Durante el proceso creativo, suele estar en momentos internos de lucha y hacer fanzines “es como una forma de gritar o sacar esa rabia y tristeza de esos momentos”. En estos momentos está desarrollando un proyecto de hentai , y hacerlo ya no es una cosa de placer solamente, es algo de poder, porque “aunque parezcan ámbitos inocentes, en la escena del cómic hay un montón de violencia patriarcal (...) nosotras tenemos que apropiarnos de esos espacios y hacer ruido, porque lo que les molesta a esos hombres que se ofenden es el cuestionamiento a sus narrativas”.

Deli, como también es conocida, se emociona cuando chicas le compran sus fanzines, los leen y luego regresan y conversan con ella sobre lo que le ha parecido. Son esos momentos que le indican que las historias que narra no son aisladas, sino que son historias con las que muchas se identifican y las anima a hacer cambios en sus vidas. Coral ha sido una de esas chicas, pues ella se ha encontrado en esas historias, hace que no se sienta tan sola, le atraviesan y aquello le resulta transformador.

description

description

Escaneo de portada e interior de fanzine Anomalas #1

description

Montaje: AOP

La comunidad fanzinera es vivencial y promueve el encuentro uno a uno. Georgina es de las que sólo comparte los zines vía postal, no digital. Lino por su parte, en sus fanzines pide explícitamente que no sean digitalizados porque no quiere que se disperse de esa forma la comunidad, pues las redes en Internet masifican, diluyen y no generan trueque. Deli vende su obra en ferias y encuentros para promover proyectos autogestivos.

El fanzine abarca todos los sentidos puestos al servicio de una historia o de una idea, sus colores, tamaños, papel, impresión juegan un papel expresivo crucial. Coco dice que la “materialidad del fanzines es muy importante, te obliga a sentarte a pensar y a moverte en ese espacio. El fanzine es muy sensual porque son materiales que podemos tocar y son materiales que tenemos a la mano”. Le encantan los fanzines recién impresos, tocarlos, olerlos, es una “emoción casi infantil”. Lino añade: “tiene algo para mí el zine que es muy trans, está muy listo para el cambio, se rompe, son puro scratch , como un diario, se borra, se corta, se rompe, está muy susceptible a los cambios, hay un cuerpo que no se sostiene, no se entiende, que no se traduce”.

***

Las comunidades y redes fanzineras han ido mutando a lo largo del tiempo. Han pasado de ser publicaciones marginales que surgían en okupas anarquistas, a ser piezas artísticas que pueden llegar a tener precios exorbitantes. En la actualidad, este medio es usado tanto por activistas, como por grandes casas de la moda, por académicos y artistas. En muchos espacios su uso más politizado se ha banalizado y ahora es una forma cool de mostrar tu obra o de promocionar la última tendencia de la moda juvenil. Sin embargo, esta trinchera del mundo editorial es difícil de domesticar. Con el exceso de medios digitales, esta alternativa ha recobrado fuerza, precisamente por la originalidad de sus contenidos y sus formas. Se adelantaron a la tendencia del do it yourself , aunque ahora haya adquirido matices de individualismo exacerbado, ha sido y sigue siendo una poderosa herramienta de autogestión. Sigue usándose y consumiéndose principalmente por quienes buscan libertades expresivas, fuera de los circuitos dominantes del arte y las publicaciones. Todavía dan lugar a redes de empatía e intercambio. Sus contenidos y formas siguen siendo transgresoras, hablan de aquello de lo que nadie más habla, son fuente de transformaciones y resistencias.

Sin quererlo, los fanzines se adaptan a esa nueva tendencia del periodismo y los medios digitales, donde la audiencia es la que crea los contenidos a su medida. Elaborar contenidos y formatos ya no es tarea exclusiva de “los que saben”. Pueden ser colectivos o individuales y tiene la ventaja de que su materialidad activa todos los sentidos. No se han quedado atrás en cuanto a formatos multimedia, pues en sus páginas también se incluyen hipertextos vinculados a las redes sociales, blogs, vídeos, etc. Quizás este sea el último bastión de resistencia de los medios impresos en un mundo que cada vez más los confina a su desaparición.

[1] El 15 de junio de 2019, Lino Arruda presentó en el Centro Cultural Border de la Ciudad de México, sus proyectos de cómic y fanzines. En ese encuentro estuvieron también Coco Guzmán y Georgina González. Este texto retoma fragmentos de las reflexiones y testimonios que surgieron esa tarde.

[2] Cis o cisgénero es un neologismo que se utiliza en los estudios de género para hacer referencia a aquellas personas cuya identidad de género coincide con su fenotipo sexual.

Links de interés:

Lino Arruda

https://linoarruda.com/

https://www.facebook.com/sapatoons

Coco Guzmán

http://lluevenqueers.blogspot.com/

https://issuu.com/cocoriot/docs/lluevenqueers

Torrente Au Au

Fanzin Photomaton
http://palabraskomoarmas.blogspot.com/?zx=38303febde007e29

Delilirum Candidum

https://www.instagram.com/delilirium_candidum/

https://deliliriumcandidum.wordpress.com/

Fanzines hechos por trans, lesbianas y mujeres

https://issuu.com/ele42/stacks/def330de75d142839c015b1cbae068cb

La Fanzinoteca

http://fondo.fanzinoteca.net/

Última modificación: 14 de agosto de 2019 a las 11:14

Hay 0 comentarios

captcha