¿Dónde está la verdad?

Ocho ‘Mujeres sin piedad’ deciden si un joven es culpable o inocente de un asesinato.


Fotografías: Miro Aguilar Villamarín

En una sala calurosa y durante una hora, ocho mujeres que conforman un jurado tendrán que deliberar si declaran culpable o inocente a un muchacho acusado de asesinar a su padre; de resultar lo primero, él tendrá sus días contados. Así es que al inicio, y con altisonancia, muchas ya tienen lista su decisión: el joven es culpable y no hay nada que lo ponga en duda, aunque una de las mujeres sí cuestiona algunos vacíos del juicio.

En ese giro frente a la “verdad absoluta” se sostiene toda la trama de ‘Mujeres sin piedad’; obra adaptada de Reginald Rose con la que terminan su aprendizaje actoral en el Laboratorio Malayerba: Andrea Brito, Esther Cevallos, Julia Lozada, Sara Noboa, María Gabriela Serrano, Ximena Torres, Belén Valencia y Verónica Villegas.

Ciertos rasgos personales, la manera de ponerlos en acción frente al conflicto de la sentencia de muerte, se revelan en el hilo delgado de la duda razonable. Ahí está el punto más fuerte de la obra –dirigida por Gerson Guerra, y en la dirección actoral por Charo Francés–; pues se confrontan dos lugares muy distintos de ver la verdad, de construirla: ya darla por hecha versus pensar cómo se puede llegar a ella, si es que existe. Las ocho mujeres se debaten sobre hechos, especulaciones, fallos de la memoria, lógicas sin sentido que hacen tambalear lo que han creído. Es así que en el transcurso de ‘Mujeres sin piedad’ cada personaje se despoja con poco pudor de sus razones, no siempre motivadas por la búsqueda de responsabilidad de un acto condenable.

description

De izq. a der.: Ximena Torres, Mara Serrano, Esther Cevallos, Belén Valencia, Julia Lozada, Andrea Brito, Verónica Villegas. Foto: Miro Aguilar Villamarín.

Si bien hay sincronía en los diálogos, los movimientos de los personajes en el espacio y la breve música, hay detalles en la conducta de los personajes que podrían desfasar un poco la obra porque no terminan de salir de ciertos estereotipos. En contraste y de manera muy interesante, no es una obra en la que sus personajes lleven la trama desde lo que se ha creído como femenino, sus modos característicos de asumirse mujeres no están en la escena, tampoco lo niegan pero no está como un sello que atraviese a toda la obra. Y esto no le resta nada a ‘Mujeres sin piedad’, porque tanto mujeres como hombres somos seres depositarios de prejuicios, proyectamos los conflictos personales en otras personas, queremos tener la razón y también la ponemos en duda.

Esta obra invita a pensar, entre otras cosas, sobre cómo se construye la justicia, cómo se hace eso que se llama verdad y que en ocasiones puede ser un artificio levantado sobre cimientos preconcebidos, donde ya había un veredicto y tan solo se pasa por una diligencia, una puesta en escena, para que se legitime lo que ya se ha decidido. ‘Mujeres sin piedad’ estará en la Casa Teatro Malayerba hasta el 15 de abril.

description

Adelante: Julia Lozada. De izq. a der.: Mara Serrano, Sara Noboa, Esther Cevallos, Verónica Villegas, Andrea Brito, Ximena Torres, Belén Valencia. Foto: Miro Aguilar Villamarín.

FICHA TÉCNICA
Dirección : Gerson Guerra
Dramaturgia: Reginald Rose (adaptación colectiva)
Dirección Actoral: Charo Francés
Actúan: Andrea Brito, Esther Cevallos, Julia Lozada, Sara Noboa, Mara Gabriela Serrano, Ximena Torres, Belén Valencia, Verónica Villegas.

Última modificación: 29 de marzo de 2018 a las 12:58

Hay 0 comentarios

captcha